La Selección enfrenta su prueba de fuego

Ciudad de México.- Tras competir y salir adelante en un escenario único, ante el anfitrión Rusia y con 40 mil aficionados rivales en contra, México afronta otra prueba de fuego, derrotar por primera vez a Alemania en un partido oficial, en las semifinales de la Copa Confederaciones.

Cierto es que Alemania comparece en Rusia con un equipo en el que falta su columna vertebral de los últimos años, pero el grupo de jóvenes y meritorios citados por Joachim Löw juega con el cuchillo entre los dientes. Son conscientes de que se juegan una plaza en el grupo que defenderá el título mundial el próximo año en Rusia.

Se puede tener mas experiencia con 20 años trabajando en una ambulancia que un cardiólogo de 30. Lo mismo pasa en el futbol. Pese a su juventud, cada uno de los (jugadores) alemanes acumula muchísimos partidos al más alto nivel”, dijo Juan Carlos Osorio, técnico del Tri, en la rueda de prensa previa a la semifinal.

Según Osorio, los integrantes de la denominada Alemania B que compite en este torneo, han “debutado como profesionales con 16 o 17 años, y juegan en el campeonato germano y el la Liga de Campeones”.

Esa es la diferencia entre nuestros equipos. Podemos aprender de equipos como Alemania en partidos como este. Jugaremos ante un conjunto que puede ser un ejemplo. Hablamos de los campeones del mundo y todos les admiramos, incluido yo”, concluyó el técnico del Tri.

Por separado, Javier Chicharito Hernández rechazó que su experiencia en la Bundesliga le sea de especial ayuda al Tri en el encuentro ante el campeón del mundo. La clave del éxito está en otra parte.

Vivo en Alemania, pero no juego con la selección de ellos y no estoy con el equipo alemán. Hace 40 días estoy con el equipo mexicano y comiendo comida mexicana”, dijo el delantero del Bayer Leverkusen en la rueda de prensa previa al encuentro del jueves en Sochi.