ARTICULISTA INVITADO

Héctor Yunes Landa

Cantinflas a la Rotonda de las Personas Ilustres

Hablar de Mario Moreno “Cantinflas” es recordar, a decir de otro grande, Charles Chaplin, al mejor cómico del mundo.

Sobre las películas de Cantinflas se cuentan un sinfín de anécdotas, de su andar como policía, padrecito, bolero, cartero, conserje, fotógrafo, bombero, barrendero, elevadorista, boxeador, taxista, diputado y hasta de ministro; sin embargo, a 24 años de su muerte, está más vivo que nunca.

Como olvidar la “Vuelta al mundo en 80 días” que le valió haber obtenido un Globo de Oro, o “Ahí está el detalle” película con la cual se consagró como comediante o “Conserje en condominio”, “El Padrecito”, “El Analfabeto”, “Su Excelencia”, “Sube y Baja”, “El Siete Machos”, “El Bombero Atómico”, “Si yo fuera diputado”, “El bolero de Raquel” entre muchas otras más.

Decir mucho y a la vez no decir nada, fue su sello. Que le valió incluso que en 1970 la Real Academia Española considerara el adjetivo “acantinflado” y, posteriormente, en 1992 incorporara a su diccionario el verbo “cantinflear” y con ello, el surgimiento de la increíble familia léxica: cantinflas, cantinflesco, cantinflada y cantinfleo.

Mario Fortino Alfonso Moreno Reyes, mejor conocido por “Cantinflas” yace todavía en el Panteón Español de la Ciudad de México y no en la Rotonda de las Personas Ilustres como en justicia le corresponde. Trasladar sus restos a esta Rotonda sería, insisto, un acto de justicia,, no sólo por su contribución cultural a nuestro país, sino, además, por los mensajes de paz y de cooperación colectiva que en cada una de sus películas aportaba y promovía en aras de la conciencia social.

Por ello, el pasado 12 de mayo, concerté y acompañé a Mario Moreno Ivanova a una entrevista con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, para plantearle en su calidad de Presidente del Consejo Consultivo de la Rotonda de las Personas Ilustres, su apoyo para que se dé tramite al decreto que apruebe el ingreso a ésta de los restos mortuorios de “Cantinflas”.

En mi última platica con Mario Moreno hijo acordamos traer el Museo Itinerante de Cantinflas a nuestra entidad. Será un gusto tener en tierras veracruzanas este Museo Itinerante y apreciar lo más emblemático de la trayectoria de este gran mexicano.

1